Crítica de la película Mandy, de Panos Cosmatos

Si ha existido una película que haya causado revuelo en los últimos meses ha sido Mandy de Panos Cosmatos, la misma se estrenó en España durante el marco del Festival de Cine de Sitges, esta producción cinematográfica logró obtener el premio al mejor director para Panos Cosmatos, quien es el responsable de esta producción y que ha traído de regreso a Nicole Cage.Panos Cosmatos, como Neil LaBute, Brian Taylor y Patrick Lussier, se han logrado dar cuenta de todo lo que sería capaz de aportar Nicole Cage, quien tiene un gran carisma en su interior. De tal forma que el director de Beyond The Black Rainbow ha fabricado un nuevo relato sobre la sobreactuada puesta de escena del actor.

Utilizando un sobredimensionado recuerdo, Mandy nos relata la historia de Red, un tipo que empieza a darse cuenta cómo su mundo se vuelve al revés, después de que el líder de una secta se enamora de su mujer. Decidido a vengarse decide hacer todo lo posible para eliminarlos a todos y que cada responsable de su sufrimiento pague por todo el daño que le han hecho.

 

Mandy

A ciertos sectores de la crítica, la lisérgica puesta en escena y la poética, les ha cautivado, pero, para los menos adeptos a la serie B, así como a la puesta de escenas más arriesgadas les va a costar encontrarle el lado bueno. Es fácil poder observar que esta dicotomía, sólo basta con ver donde fue realizada con una mayor frialdad.

Esta película de Mandy ha formado parte de una idea muy sencilla de desarrollar, Nicole Cage, representa a un leñador conocido como Red, mientras que Mandy será el amor de su vida. Ella conocerá a Jeremiah, el líder de una peligrosa secta que se obsesiona con ella.

Decidido a poseerla, Mandy será raptada por esta secta y no conforme con esto, Jeremiah decide deshacerse de ella, esto dejará destrozado a Red. Es aquí donde comienza toda esta historia.

Esta producción de Mandy viene a recordar algo que puede parecer muy extraño, que aún no esta tan asimilado como debería; y es que muchos de los autores más enigmáticos y vanguardistas del presente se mueven mucho en el cine del género. Es decir “Ni lo rompen, ni lo reconstruyen” tampoco hacen usos de sus recursos para sofisticar sus relatos. Todo lo contrario, se sumerge en él, y una vez estando adentro proyectan todas sus voces de la forma más estimulante.

[ads_post_related]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[ads_post_bottom]